… un viaje al corazón del Valle

La villa de Villel de Mesa está situada en el noreste de la provincia de Guadalajara, lindando con las provincias de Soria y Zaragoza; como dicen en Villel, en una mesa de tres lados pueden comer los tres gobernadores sin salir de sus provincias. Pertenece a la región del señorío de Molina y es considerada la capital del valle del Mesa.

Limita con los municipios alcarreños de Algar de Mesa por el este y Amayas y Mochales por el sur; al oeste con la provincia de Soria (término de Iruecha) y al norte con Zaragoza (término de Sisamón). Está situado en el valle del río Mesa, afluente del Jalón, el cual forma una amplia y rica vega. El caserío queda en una hondonada formada por los montes de sabinas y riscos que lo rodean.

La altitud sobre el nivel del mar es de 937 metros, sobresaliendo en más de 120 los cerros colindantes. La superficie del término municipal es de 3.722 hectáreas.

Cuenta con menos de 300 habitantes, pero en verano aumenta esta cifra, pues son muchos los que pasan sus vacaciones en la villa. En buena parte por la tranquilidad que reina y por la temperatura no muy alta, cosa que se agradece en esos meses.

Desde que nos aproximamos al pueblo podemos, ya, disfrutar de Villel de Mesa contemplando la impresionante vista que nos ofrece el castillo sobre una cresta rocosa que surge entre el caserío. Una vez que nos adentramos hasta la plaza del pueblo disfrutaremos de la tranquilidad viva de ésta, con sus jardines, su fuente, su Mesa. Desde la plaza se avista, debajo del castillo, una gran casona señorial típica de la zona molinesa, la cual perteneció a los señores y marqueses de esta villa. Si seguimos subiendo el pueblo por las estrechas callejuelas llegamos a la iglesia parroquial y al castillo, desde donde podemos obtener buenas vistas panorámicas de los alrededores.

Alrededores que no podemos dejar de visitar, bien por el encanto paisajístico del lugar o por las vistas que podemos obtener desde ellos: en la ribera del río Mesa el pozo Galano, río arriba el Villar, las buitreras o el cerro de la Horca.

Anuncios